Inicio » Noticias Internacionales » Sigue la novela Yamaha: En Japón no quieren poner más dinero

Sigue la novela Yamaha: En Japón no quieren poner más dinero

Aunque el CEO para Europa de Yamaha Éric de Seynes, dió sus razones en el comunicado oficial sobre la triste salida de la marca del diapazón del Dakar y el Mundial de rallies, en sus redes sociales amplió sus respuestas, ante tamaña sorpresa en el mundillo motociclístico. Así De Seynes dice, que en Japón no están dispuestos a seguir invirtiendo en el desarrollo de la Yamaha WR 450 Rally, siendo que ese segmento de motos, no representa para la fábrica de Iwata un número relevante y que a su vez, Yamaha busca direccionar sus mayores esfuerzos, hacia la Ténéré 700 y otros segmentos de mayor eficiencia. La WR 450 desarrollada y con puesta a punto en Francia y no el Japón, dice De Seynes se llevó hasta los límites sobre la base del motor original, algo casi imposible de pensar a la hora de competir contra las poderosas KTM y Hondas.

 

Yamaha Japón le bajo el pulgar a seguir invirtiendo en el desarrollo del modelo WR 450 y busca potenciar la Ténéré 700

 

De Seynes continúa diciendo, “La base de la moto era la WRF450, que fue homologada en ese momento (2011). Desafortunadamente, esta base ha evolucionado para la YZF450, que es una verdadera máquina de motocross, hecha para ganar carreras de 40 minutos y no para realizar una carrera de más de 8.000 kilómetros, incluidos 5.000 kms. a toda velocidad. Por eso hemos trabajado mucho para que sea una máquina de rally, caja de cambios de 6 velocidades, suspensiones específicas, centrado de masas, depósitos, aumento de capacidad de aceite, mazo de cableados, etc. Pero la ecuación prestaciones/fiabilidad sigue siendo muy fina y hemos tenido que reconocer, tras el Dakar 2021, que estábamos al final del posible desarrollo de esta moto. Desde hace dos años hemos entendido que para subir una marcha en términos de competitividad, necesitábamos una moto, y sobre todo un motor adaptado a esta disciplina. Pero esto es imposible sin la intervención de Japón, y esto no podía entrar en sus planes porque el mercado de los rally-raid no afecta a otras regiones del mundo más allá de Europa. Además, hace tres años ya nos posicionamos al decir que nos parecía importante que, tras su salida de Sudamérica, el Dakar amplíe el terreno de juego a otros países de Oriente Medio y no se quede confinado únicamente a Arabia Saudí. Desgraciadamente, después de tres ediciones, sigue sin ser así y es una pena”.

 

 

 

Auspicio esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.