Inicio » 30 de Una / Entrevistas » ABC deja el EnduroGP. “Cuando agarramos el enduro estaba en la edad de piedra”

ABC deja el EnduroGP. “Cuando agarramos el enduro estaba en la edad de piedra”

Tras organizar el Campeonato Mundial de Enduro durante 16 años, el ejecutivo francés Alain Blanchard y su sucesor Bastien Blanchard de ABC Communication, no renovaron el contrato con la FIM para 2021, revelando en una entrevista con nuestros colegas británicos de Enduro21, las razones de su salida y un balance de lo realizado durante casi dos décadas. La FIM, será la encargada de organizar el certamen el año entrante, transcurso en el cuál supuestamente buscará un nuevo promotor para el 2022.

 

Llegado desde el Supermoto, Alain comenzó en 2004 con el enduro y posteriormente se incorporó su hijo Bastien en la organización de ABC

 

¿Qué se siente al dejar el Campeonato del Mundo de Enduro? ¿Qué emociones os invaden? ¿Tristeza o alivio?

Alain Blanchard: “Es hora de cerrar este capítulo, teníamos el libro, escribimos muchos capítulos así que ahora estamos en el epílogo. En 2016 cuando renovamos el contrato con la FIM, ya estaba pensando en dejarlo, pero Bastien acababa de entrar en la empresa y estaba motivado, así que continuamos. Lo hicimos por él, para mi entre Enduro y Supermoto, ya llevaba unas 24/25 temporadas cómo promotor, así que mis años buenos ya habían pasado”

“El Enduro es muy exigente, consume mucha energía, la organización es súper exigente, no te puedes hacer una idea. Te absorbe, tenía la experiencia del Supermoto y el SuperEnduro, pero el Enduro no tiene nada que ver. No sólo es exigente para los pilotos, sino también para el promotor y el organizador. Nadie se imagina lo que tienes que dar y lo que recibes”.

Bastien Blanchard: “Desde el punto de vista económico todo el mundo piensa que el promotor es alguien rico cómo Dorna (en MotoGP), pero apenas vivimos del Enduro, antes sí, pero ahora es imposible. El formato económico de la FIM no funciona hoy en día, así que ha llegado la hora de que pasemos página”.

¿Cómo empezó todo? ¿Antes eras el promotor del Campeonato de Europa de Supermoto verdad? ¿Recuerdas tu primer EnduroGP cómo promotor?

Alain: “Emepecé con el Campeonato de Francia de Supermoto en 1997, y luego, di el salto al Campeonato de Europa de Supermoto en 1999, hasta 2003. En el otoño de 2003, en la carrera de Supermoto de Italia, tuve una reunión con Fabio Farioli y Fabrizzio Azzalin, que estaban allí para ver la prueba”.

“Ya conocía a Azzalin, porque había trabajado anteriormente cómo ‘speaker’ en Francia durante muchos años, y me dijo que la FIM estaba buscando un promotor para el Campeonato del Mundo de Enduro en 2004. Estaba totalmente centrado en el Supermoto y no pensaba en el Enduro”.

“El hecho es que, en 2003, la FIM decidió crear el Campeonato del Mundo de Supermoto con Giuseppe Longo, así que me quedé un poco fuera de juego y decidí aplicar a la propuesta de la FIM para el Campeonato del Mundo de Enduro. A la FIM le gustó la propuesta y me convertí en el promotor del Campeonato del Mundo de Enduro en 2004”.

¿Recuerdas tu primera carrera cómo promotor?

Alain: “Sí, mi primera carrera cómo promotor fue en España, en Puerto Lumbreras, los mismo días en los que sucedió el atentado de Madrid. Recuerdo que todo el país estaba en ‘shock’ por lo sucedido, era un ambiente muy especial”.

¿Podéis nombrar algunos de los cambios introducidos en EnduroGP en estos 15 años? ¿Y por qué creísteis vosotros y la FIM que eran necesarios?

Alain: “No quiero estar muy orgulloso de lo que hemos hecho, pero hemos realizado muchos cambios. Cuando empezamos este deporte estaba en la edad de piedra, el ‘paddock’ era en el barro, la entrega de premios a las 10 de la noche, por que los resultados llegaban tres horas después de la carrera…”.

“El primer gran cambio fueron los tiempos en directo, en 2005. También un paddock limpio y la ceremonia de premios, justo al acabar la carrera. Después decidimos crear la categoría Junior y también la que ahora se conoce como Youth”.

“Así mismo, en 2008 creamos el Supertest en Penafiel (Portugal), para atraer al público a la competición y hacer que vinieran más espectadores sin cambiar lo que es el Enduro. El Enduro siempre será conocido cómo una carrera en el bosque, pero queríamos que más público disfrutara de la acción, no fue fácil encontrar un equilibrio”.

Bastien: “También cambiamos las categorías, antes había cinco y decidimos convertirlas en tres después de hablarlo con la Comisión de Enduro de la FIM. Después, en 2015, con la presión de KTM y los otros equipos, cambiamos a E1, E2, E3 y EGP”.

“También probamos reducirlas a E2 y EGP durante un año, pero no funcionó y perdimos a muchos pilotos, así que lo cambiamos al año siguiente”.

Echando la vista atrás, ¿Creéis que esos cambios funcionaron?

Bastien: “Creo que algunos cambios, como el Supertest, fueron buenos y ayudaron a acercar el deporte a más personas. En algunos países, el Supertest se celebraba en medio de la ciudad, lo que era genial, porque atraía aún a más público”.

“Introducir la Open World Cup también fue un acierto, estuvimos intentándolo durante cinco años y después de conseguirlo el año pasado, fue todo un acierto. La FIM no lo quería, y lo bloquearon durante dos años, era nuestra idea y finalmente vieron que atraía a más pilotos, gracias a ello hoy tenemos unos 250 pilotos por carrera”.

Alain: “Simplemente intentamos hacer el deporte mejor. No es fácil hacer cambios, por que es un deporte muy tradicional y nadie quiere hacer cambios. Todo el mundo se quejaba y no era sencillo realizarlos”.

¿Qué Maxxis, que fue un patrocinador durante muchos años, y otros importantes cómo (KTM, Motorex, etc…) se marcharan, afecto a vuestra decisión de no continuar?

Alain: “Hemos vivido cuatro años sin KTM, pero es verdad que cuando Maxxis nos dejó, fue duro. Yo ya había dicho a la gente desde el principio, que cuando Maxxis nos dejara, iba a ser difícil. Colaboraron durante 20 años y ayudaron mucho invirtiendo grandes cantidades de dinero, encontrar a un patrocinador que haga eso es difícil, especialmente hoy en día. Obviamente, contribuyó a nuestra decisión”.

¿Necesita EnduroGP un promotor? ¿Qué valor aporta uno a un campeonato cómo EnduroGP?

Bastien: “Un promotor aporta muchísimo valor al campeonato, pero hoy en día, con el plan económico de la FIM es difícil, un promotor siempre lo pasará mal. El plan económico ya no funciona y creemos que, para que el deporte sobreviva, ahora tiene que ser sin un promotor”.

“La FIM debería encargarse en invertir dinero en ello, porque para un promotor es imposible. Necesitan invertir dinero en un nuevo promotor o traer a alguien cómo Red Bull Media House o será imposible”.

“Hicimos una propuesta para 2021 conjuntamente con un amigo e intentamos conseguir patrocinadores e inversores, pero fue prácticamente imposible, y ahora, con la que se viene, es aún más difícil. Ahora mismo, la mejor situación para que el deporte se mantenga, o probablemente mejore, es que se quede con la FIM”.

Alain: “Si la FIM invierte dinero, podría haber un promotor. Si se queda cómo ahora, es imposible. Los ingresos por márketing son cada vez más bajos y debemos seguir pagando a la FIM por las comunicaciones, televisión y todo el resto, así qué es muy difíci,l ya que sólo recibimos dinero del márketing. Tampoco podemos pedir a la gente que pague una entrada para las carreras, así que es difícil en todos los aspectos. Pero se necesita un promotor para promocionar el deporte y no estoy seguro de cómo irá si no hay uno, puede ser complicado”.

¿Qué fue lo más tedioso de estar a cargo del Campeonato del Mundo de Enduro?

Alain: “Dos cosas, que es un deporte muy tradicional y que hacer cambios es complicado. Las cosas no van rápidas en el Enduro y necesitas mucho esfuerzo para hacer que sucedan. Eso es aplicable a todo el mundo, pilotos, equipos… la política que lo envuelve, también lo hace difícil”.

Bastien: “Es cómo hemos dicho con la Open World Cup, tardamos dos o tres años en que lo aceptaran. Cuando estas al cargo de una empresa, no puedes esperar dos o tres años o perderás el mercado. El politiqueo nos mató, las reuniones para no hablar de nada, y el tiempo de espera, nos mató. Cosas que debían decidirse en dos o tres meses, tardaron años. El tren pasó y luego todo el mundo se quejó”.

El Enduro es un fundamentalmente un deporte amateur. El ‘Proyecto EGP’ consistía en viajar por el mundo, tener 80 pilotos exhibiendo el deporte, camiones de los equipos en el paddock, etc… ¿Fue un error intentar hacer el Enduro igual que MXGP?

Bastien: “No es que no aceptásemos a los amateurs de vuelta en el campeonato, los amateurs se estaban yendo, porque la diferencia con los Pros era demasiado grane. A principios del 2000, un amateur podía competir y entrar en el ‘top 5’, pero ahora es imposible, porqué estarán dos o tres minutos por detrás”.

“La mayoría de ellos se fueron por esta razón, preferían ver la carrera que participar, así que tuvimos que buscar una manera de traerlos de vuelta. No es que no les dejásemos participar, sólo que el deporte ha evolucionado, los ‘top’ se han convertido en Pros y la diferencia es muy grande”.

Alain: “Hace 15 años, en la época de Giovani Sala, muchos pilotos gastaban dinero para venir a competir porqué sabían que tenían alguna posibilidad, pero ahora es imposible. Es por ello que creamos la ‘Open World Cup’, para que pudieran volver, porqué saben que no tienen ninguna posibilidad en las categorías Sénior, pero en la ‘Open Cup’ pueden hacerlo bien y dar visibilidad a sus patrocinadores. La verdad es que durante cuatro o cinco años no hemos encontrado su sitio en el campeonato, fue un problema”.

A lo largo de los años vimos diferentes carreras – Extremas o Cross-Country por ejemplo. ¿No es mejor cuándo se prioriza el evento, cuándo el moto club que lo organiza incorpora el campeonato del mundo a una carrera ya establecida?

Bastien: “Está claro que el Enduro funciona mejor cuando es enduro tradicional, me acuerdo de los dos años en los que tuvimos alguna Extrema y algún Sprint en el campeonato. Tuvimos muchas reuniones con KTM y otros fabricantes en 2015, la FIM quería cambios y KTM estaba presionando para tener carreras que fueran diferentes al enduro tradicional en el calendario”.

“Después de muchas reuniones, aceptamos, mayormente porqué KTM nos empujó a aceptar este formato. Lo probamos, vimos que no funcionó y KTM nos dejó. Entonces estábamos en el fango digamos. Decidimos volver al enduro tradicional, que es lo que todo el mundo ama y dejar el Sprint, el Extremo y otras modalidades fuera del campeonato. Volvimos a las raíces y funcionó”.

“También nos hicimos más flexibles, antes los organizadores debían realizar un Cross Test, un Enduro y un Extreme. Decidimos que, si por ejemplo no podían realizar un Extreme Test, hicieran un buen Enduro Test y otro más corto. De esta manera se podían adaptar a lo que su entorno les ofrecía. Intentamos hacerlo más flexible y tradicional”.

“También perdimos algunos organizadores por que no tenían dinero y tuvimos que ser más flexibles con los nuevos. Rebajamos las cuotas y, ahora mismo, es gratis hacer la carrera, solo hay que pagar la cuota del calendario, antes costaba unos 35.000€ hacer una carrera en 2010.

“Esto también significó la vuelta de algunos de los grandes moto clubs, como por ejemplo el de Zcshopau, que volvió en 2017 y no habían formado parte del campeonato desde 2004. También tuvimos a Rovetta, en Italia, y otros más. El deporte creció por que había mejores especiales, lo que se tradujo en mejores carreras”.

¿La FIM/ABC han “apretado” demasiado a los moto clubs y ha hecho que las carreras no sean todo lo buenas que podían ser? ¿No es verdad que necesitamos las típicas carreras de Suecia, con especiales de 14 minutos, los enduros clásicos de Francia o carreras cómo la de este fin de semana, que son muy difíciles, pero muy fieles al enduro en Portugal?

Bastien: “Hasta 2015 digamos que sí, en ese momento el plan económico era bueno, pero no lo cambiamos antes y cometimos un pequeño error. Deberíamos haber entendido, conjuntamente con la FIM, que la economía estaba decreciendo, y que iba a ser cada vez más difícil para los moto clubs. Y no actuamos, reaccionamos tarde”.

Alain: “Los moto clubs también tardaron unos años en entenderlo y volver. Pero la verdad es que solo ABC reaccionó, es una de las razones por las que lo dejamos, porque la cuota no ha cambiado. Por ejemplo, nosotros pagamos por el cronometraje (no los organizadores) lo que son unos 15.000€ por carrera, y desde 2015 nos encargamos de ellos, y muchas otras cosas cómo esta”.

¿Es el enduro mejor ahora que hace 15 años?

Alain: “Por supuesto, podría ser mejor, pero es mejor. Si fueras un piloto de los 90, o principios del 2000, te encantaría ser un piloto de fábrica cómo los de hoy en día. Se que Stefan Peterhansel o Gio Sala estarían encantados de ser Steve Holcombe o Antoine Meo, aunque no sea tan bueno cómo hace unos años, siete u ocho años atrás, competían por migajas en realidad”.

¿Dónde ves EnduroGP en cinco o diez años?

Alain: “Espero que continúe y lo haga en un buen lugar. No creo que sea más grande, deberíamos parar de soñar con que sea más grande, el Enduro nunca será MXGP, MotoGP o WRC. Debemos manternerlo tan tradicional cómo es ahora, para los Pros y Amateurs, así es cómo tendrá una larga vida”.

“También existe la preocupación por el lado medioambiental y económico. Creo que, después del Covid, todo será más difícil, pero espero que el Enduro se mantenga en este formato durante mucho tiempo”.

“De todas maneras probablemente nos veamos forzados a reducir su formato debido a las restricciones, en algunos países es muy difícil organizar carreras. Por ejemplo, aquí en Portugal o en Grecia se puede cruzar un rio, pero eso es imposible en España o Francia. Esta es la mayor amenaza para el deporte. También la nueva homologación Euro5 lo hará todo más complicado, es un gran reto para los fabricantes y es difícil atraer a pilotos jóvenes”.

¿Tendrá ABC algún papel en el campeonato de 2021 en la parte logística y presentaréis otra proposición para volver a ser los promotores del campeonato?

Bastien: “Para nada, no se nos verá por aquí. Ahora mismo no está en nuestros planes, necesitamos unos años de descanso. La FIM nos propuso ayudarles con la logística y presentamos una propuesta, pero al final decidieron hacerlo con una empresa portuguesa”.

Si pudierais retroceder, ¿qué tres cosas mantendríais y qué tres cosas cambiaríais?

Alain: “Tres cosas que mantendríamos son: el Supertest, un buen calendario con Zschopau, Bérgamo y las carreras con trayectoria, y la Open World Cup”.

“Tres cosas que cambiaríamos son decir no a KTM en 2015. Esta sería la más importante, porque cambió muchas cosas, intentamos mantener contento a un fabricante y al final nos dejó y fue un punto de inflexión. Este sería el principal cambio”.

 

Entrevista: Enduro21.com

 

 

 

 

 

 

Auspicio esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.