Inicio » Destacadas » Imperdible: El fenómeno Pablo Cid a 9 años del primer mundial de enduro en Argentina

Imperdible: El fenómeno Pablo Cid a 9 años del primer mundial de enduro en Argentina

El 29 de Marzo de 2012, Argentina recibía en San Juan por primera vez a un Mundial de Enduro, un hecho esperado durante décadas y que finalmente desembarcaba con fecha doble en nuestra tierra. Equipos y Pilotos legendarios llegaban al país, tal el caso del ocho veces campeón del mundo Juha Salminen (Husqvarna), el equipo dominante KTM Farioli con campeones del mundo como David Knight, Christophe Nambotin y Antoine Meo junto a muchísimas figuras más, pero hubo un argentino que se robó gran parte del espectáculo aquella vez, Pablo Rodrigo Cid, no solo por ser uno sino el primero de los argentinos inscriptos, sino porque en San Juan y a bordo de una Suzuki DR350 1991, levantó varias de las ovaciones más grandes que el enduro argentino recuerde.

 

El video de El Cid Campeador que retrata de alguna manera la inovidable experiencia de Pablo en el mundial y la increíble respuesta de la gente con su causa

 

Se esperaban dos carreras muy duras, ya que los estándares de la FIM para el mundial en quel momento, eran altísimos en cuanto a dureza y dificultad técnica de los trazados, controlados por el gran Giovanni Sala. Por ello, no sobraban los pilotos argentinos dispuestos a medirse con aquellos ídolos, para muchos solo vistos por fotos o videos llegados desde Europa. Tan solo un cordobés, no dudo y se inscribió a la cita de manera inmediata al confirmarse el desembarco del mundial, Pablo Cid con su Suzuki lo había soñado y no estaba dispuesto a perderse la cita, a la cuál después se sumaría fuera de término el campeón cordobés César Giordanengo y su equipo KM Sport, pero esa es otra particular historia que algún día contaremos en el anecdotario de Mototime.

 

Pablo como llegás al mundial de enduro 2012?

Creo que me entero por ustedes de la confirmación del mundial en San Juan, desde 1992 compró la revista Moto Verde y sigo el mundial de enduro que es mi pasión sin duda, he corrido Súper Cross, motocross, óvalo y hasta super motard, pero el enduro es mi pasión. Recuerdo que en Bariloche compré una Husqvarna 360 fundida, que la vendí acá en Córdoba y con esa diferencia, pude costear los costos de inscripción y participación en el mundial.

Recordamos que uno de los momentos cruciales fue la revisión técnica previa al comienzo del mundial con David Knight detrás tuyo y nosotros siguiendo con nuestras cámaras las alternativas. Contános como fue aquel momento?

Ya estando en San Juan, recuerdo que tenía muchas miradas encima, porque la publicidad que principalmente ustedes me habían hecho sobre mi participación, me ponía en un lugar inusual para mí. Sabía que la técnica iba a ser un momento difícil, una porque siempre llego jugado y a las patadas a las carreras en Córdoba, imagináte con el reglamento del mundial. Gio Sala me mira la moto y sin ponerla en marcha, me dice que la moto no pasaba ni de casualidad la técnica. Empezamos a buscarle la vuelta para suavizar el sonido, ya le había puesto lana de vidrio, había alargado el tacho y no teníamos con que medir el nivel de ruido, bajamos una aplicación para medir pero marcaba cualquier cosa, así que me mando a la técnica y obvio me rechazaron. Para volver, a mi papá se le ocurre ponerle una latita de picadillo agujereada en el fondo para reducir el ruido y funcionó pero los nervios eran enormes.

 

Pablo junto a Juha Salminen y el equipo Husqvarna de aquellos años en esta imagen borrosa pero valiosa para recordar

 

No fue el único inconveniente no?

No, porque si bien la latita funcionó para el ruido, con esa modificación la moto se atoraba en los gases, cuando estirabas el motor no tenía por donde salir los gases y se paraba el motor, lo que me hizo renegar todo lo que dure en carrera. La pata, frenos, luces anduvo, el velocímetro le adapte uno de una husqvarna vieja, que no marcaba lo que debía pero cumplía la función. Obvio no tenía mousses como todos, así que con cámara tenía mucho miedo de pinchar, así que le ponía mucha mas presión de la necesaria y la que acostumbraba en Córdoba, para tratar de arriesgar lo menos posible.

Hubo dos momentos claves en tu participación mundialistas. La primera fue el Viernes a la noche en el Súper Especial. Como viviste ganar tu eliminatoria?

Fue muy lindo, no podía creer el cariño de la gente y correr al frente de todos los monstruos mundialistas como Salminen, Knight y tantos otros. Recuerdo que un piloto sudamericano me decía porque no calentaba antes de largar, yo le explique que estaba acostrumbrado a hacerlo en frío, que me iba mejor. La verdad largue tratando de no cometer errores ante tanta gente viendome, pero a la mitad del circuito la moto se me empezó a ahogar por lo del escape, por suerte mi contrincante se había quedado y de ahí en más me concentré en terminar nomás, lo de la gente después fue increíble.

El otro fue el Sábado ya en carrera. En las trepadas parecía una cancha de fútbol la ovación cuando aparecías, que sentías?

Sí, arranque como siempre sin tiempo y sin saber donde eran los especiales. Largué el primer especial que era el enduro, pero lo hice a pesar de que la moto no andaba bien, pero el tema era el extremo test, ahí estaba el 90% del mundo. Me acuerdo que llegué mal, antes del llegar había una trepada que no subía, recuerdo ver a Julián Alzari y al oveja un amigo de acá en Alta Gracia, que se querían tirar para ayudarme, pero lo hice en el tercer intento. Ya en el extremo, la primer trepada fue un parto, pero la pude hacer a pesar de que me faltaba potencia a dos manos (se ve en el video de El Cid Campeador), pero lo que mas recuerdo, es llorar de la impotencia de que la moto no diera más.. (se quiebra en el relato)… pero bueno, hago el cross, hago el enduro donde me golpeo en el hombro muy fuerte por querer recuperar, terminé el especial como pude, llegué al extremo en la segunda vuelta como pude, traté de hacer las trepadas de una vez porque con el dolor en el hombro no podía más, pensando en que me dieran algo mágico en la asistencia al terminar, pero no se pudo (se emociona y corta el relato)

Bueno Pablo, desde Mototime recreamos tu participación en aquel momento con el video “El Cid Campeador” que con más de 30.000 vistas está entre los videos mas vistos del enduro. Que sentiste y que sentís al verlo?

Bueno, creo que el video refleja todo lo que viví, antes, durante y después de la experiencia, todo aquello que no se ve casi nunca detrás de cámara como se dice. Esa parte que duermo en el piso, es porque quería recuperar algo de sueño, ya que venía de una semana extenuante. Hoy, viéndolo me da nostalgia, me da ganas de hacerlo nuevamente, corrigiendo todo aquello que hice mal, aunque eso es normal con el diario del Lunes, en resumen cada vez que me mandan el video o me comentan me genera eso, aunque hoy estoy mas grande, mas gordo y mucho mas lento (risas), pero bueno, es algo que quedara en mi memoria y mi corazón por siempre.

 

Junto al gran Gio Sala que era el inspector de circuitos para el Mundial de enduro por aquellos años

 

Te emociona mucho recordarlo?

Mucho, la verdad me emociona mucho (con voz entrecortada).

Aún hoy?

Sí, gracias a ese video, me gané el respeto y la visualización de muchísima gente, he recibido mensajes de todo el mundo, aún de gente que no entiende el idioma pero entiende las imágenes, el más grande Juha Salminen, me buscó en el paddock tras ver el video y aunque por el idioma no podía explicarle como son las cosas en este país y porque corría en esa moto, si me dió sus respetos y para mi eso fue todo, después de todo, si hubiera corrido con una KTM nueva, todo esto que se generó conmigo, no hubiera sucedido.

 

 

 

 

Auspicio esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.